Luna LLena

16 10 2008

Miro hacia la luna, y veo las montañas reflejadas en ella. Hoy más que nunca, esté donde esté, la blanca luz de mi eterna compañera nocturna, me acercará allá donde no puedo estar. Si pudiese hablar con las montañas, un suspiro ahogaría mi garganta. que ganas tengo de volver a verlas; altaneras, bellas, lejanas y poderosas, solo el pensamiento de que volveré a verlas me iluminan la cara. Ya queda menos.


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: