Mi camino

3 02 2008

Un relato para relajarse y descansar:

Hoy es un día como otro cualquiera, pero Frank ha decidido no seguir con su rutina diaria, necesitaba evadirse y ha decidido que ese era el mejor momento. Ha cogido el coche y sin rumbo fijo ha coducido, dejando atrás la ciudad y olvidando su tumulto, se ha dejado guiar por carreteras secundarias. buscando aquello que hace tiempo que olvidó y que su mente intenta hacer aflorar… ese ansia de libertad, de tranquilidad, de parar el reloj y disfrutar de la brisa fresca en la cara…

Inconscientemente llegó a un lugar en el que hace tiempo, mucho tiempo que no estaba. Bajó del coche, se descalzó y con los ojos cerrados y muy despacio caminó sobre la templada arena, dejando que el sol de Enero y la brisa del mar acariciaran su cara devolviendole el rostro de ella a su memoria, …su sonrisa, su fuerza, su pasión y sus ganas de vivir.

Siguió caminando hasta que la espuma del mar rozó sus piés y le hizo despertar del sueño más bonito que había tenido en 20 años. Abrió los ojos, respiró porfundamente y una sensación de paz inundó todo su interior. Acompañó el devenir de las olas por la orilla, mojandose los bajos de los pantalones, pero eso no le importaba, ella estaba en su mente, y eso lo liberaba de cualquier cosa terrenal, ya no era la arena de la playa lo que el pisaba, sino las nubes de algodón que en este día claro adornan el precioso cielo de invierno.

Frank caminó y caminó hasta que el sol desapareció detras del inmenso oceano, regresó al coche y tapado con su vieja se quedó dormido y más de una arruga desapareció de su rostro.

Bye mi preciosa dama, muy pronto te veré- musitó Frank entre sueños. Y ese, quizás, fué el mejor día en mucho tiempo.

Espero que te haya gustado. Pronto visitaré la playa, me descalzaré y los pequeños granos de arena acariciaran mis pies transportandome, quizás, a otro tiempo y otro lugar…

Un saludo a Todos.

Anuncios

Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: