La Cajita Dorada

25 08 2006

Otro pequeño parrafo para el libro… parece que no va a tener ni pies ni cabeza, pero… ya creo que empieza a tomar forma.

Cuando Frank era pequeño pensaba que se podía guardar un grito en una maleta o un beso en tus manos, cuando fué creciendo esas ideas se fueron de su cabeza para dejar sitio a cosas más mundanas como el trabajo, el dinero, las responsabilidades…

Hoy estaba Frank trasteando en el baúl de su memoria y apareció esa cajita dorada en la que guardó los besos de una antigua amiga, solo él sabe que existe, solo él la reconocería entre miles. Hoy la ha cogido, entre sueños y velas, y ha sentido el roce de de esos dulces labios, ya se me van gastando – pensó- y necesito recargarla para poder seguir existiendo, y en ese instante y con el puño apretado, se quedó profundamente dormido.

¿Que bonito!, pensando en ese amor olvidado…. mmm… este Frank me está saliendo un poco…, como diría?, algo apegado al pasado. Si, en realidad echa de menos tiempos mejores, o sino mejores, felices en su memoria.

Otra cosa, sabes que puedes hacer comentarios a cualquier articulo escrito, porfavor, hazlos, me gusta saber la opinión de los que leen mi blog, o parte de él. Gracias de antemano.

Anuncios

Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: